Hiperrealismo

“Cadaqués” Obra de J. Fausellas

Un movimiento pictórico, con el propósito de realizar con más fidelidad y objetividad que la fotografía, una transcripción de la realidad, superando la “visión” del objetivo fotográfico, con una meticulosa y precisa exactitud de los detalles. Los artistas de hiperrealismo realizan un trabajo limpio, sin dejar marcas de pinceladas  sobre una pintura con toda la fidelidad que traduce una realidad visible, aplicando el color con destreza por medio de veladuras y empastes en el atrapamiento de la luz.
Surge a finales de los años 1960 en  Estados Unidos como una tendencia radical de la pintura realista que va evolucionando por su increíble definición, nitidez y detallismo.
El hiperrealismo o arte hiperrealista centra su atención en temas cotidianos y urbanos y de imágenes publicitarias, retratos, naturalezas muertas, paisajes, bodegones, etc.
Utilizando imágenes fotográficas como una fuente de referencia para crear una representación más definitiva y detallada.
El hiperrealismo es narrativo y emotivo en sus representaciones como base para realizar sus obras pictóricas.
Un modelo que no es físico, nadie posa, sino que se tiene delante la fotografía del modelo; el edificio que se pinta no está físicamente ahí, sino en una fotografía.